Lindsey Vonn

Lindsey Vonn: acabaré la temporada con una sonrisa

Acaba de ganar las carreras de descenso y Super-G en Francia haciéndose con ambos títulos. Ahora, ya tiene la mente puesta en la última competición de la temporada y echa la vista atrás recordando cómo logró llegar hasta este punto

20 de marzo de 2015

Incluso si todavía me queda por participar en una carrera, sé que puedo terminar esta temporada con una sonrisa en mi cara. El camino ha sido largo, y lleno de altibajos, pero se ha demostrado que, sin duda, ha sido una de las temporadas más importantes de mi carrera: mi regreso.

Cuando echo la vista atrás hacia mis dos operaciones, mi recuperación y mis carreras, puedo sinceramente decirte que el sudor y la determinación son dos cosas imprescindibles. Vuelvo la vista y veo hospitales, centros de recuperación, madrugones en el gimnasio, dolor por las noches, progreso, esperas… Pero lo más importante de todo es que en todo este tiempo conté con un gran apoyo por parte de todos. 

No llegué hasta donde estoy hoy sola, así que quiero aprovechar la oportunidad para darle las gracias a todos por creer en mí cuando más lo necesitaba. Me puse unas expectativas muy altas a mí misma y nunca podré relajarme, pero la gente que me ha ayudado a llegar hasta aquí creyó que podría cumplir esas expectativas y me presionaron para ir a por todas. 

Ganar los títulos de Descenso y Super-G era una hazaña épica. Di todo de mí y no podía esperarme mejores resultados.

Viendo la carrera masculina pude darme cuenta de dónde se encontraban los tramos difíciles del recorrido y me aseguré de no dejar espacio a errores porque sabía que no podía permitírmelo.

Saliendo con todas mis fuerzas sabía que Anna (Fenninger) estaba a la cabeza. Me encantan los momentos de máxima presión porque normalmente esto me ayuda a dar todo lo mejor de mi deporte.

Tras la carrera de descenso supe que sólo necesitaría una victoria más para empatar el récord de Ingemar Stenmark con sus 19 bolas de cristal.

Es todo un honor incluso ser mencionada en una misma frase junto a Stenmark — la mayor leyenda del esquí alpino. Estas victorias son mucho más dulces porque son los logros de mi temporada de regreso. 

Lindsey Vonn

Vonn con Heinz Hämmerle en Meribel, Francia.

Algunos dudaron de mi capacidad al principio de la temporada, pero aquí estoy ahora.

La pasada noche estuvimos celebrando junto al equipo directivo y ahora tengo unos pocos días para entrenar bien antes del GS (Slalom Gigante) del domingo.

Haber ganado, definitivamente, me ha dado más energía para ayudarme a acabar la última competición de la temporada aún más fuerte antes de que regrese a los Estados Unidos.

¡Os veo en la línea de meta!

-LV

Lindsey Vonn

Vonn junto al esquiador Kjetil Jansrud mostrando ambos sus trofeos.

Seguir leyendo
03 2015 RedBulletin.com

Siguiente historia