Nueva generación de potencia

Fotografías: Peter Clausen Film & TV - Piloto: Daniel Ricciardo

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) pone el listón muy alto a la nueva Fórmula 1: silenciosa, ahorrativa 
y complicada, pero visionaria. Aumenta la alta tecnología y velocidad: será mejor que nos acostumbremos

1- Aerodinámica

Si nos burlamos de las horribles trompas de los coches recordemos que el año pasado estaban aún peor. Los técnicos se quejan de que los alerones generan menos carga aerodinámica y ya mucho se ha hecho para 
reducir la carga aerodinámica. ¡Está bien! Conducir como sobre rieles se acabó, ahora a patinar de nuevo.

2 - Posición

Las nuevas regulaciones aerodinámicas influyen en la posición del piloto. Dani Ricciardo: “En el RB10 mis pies quedan bastante más adentro que en los anteriores coches de F1”. Como los 690 kg de peso mínimo, según el punto 4.1 del reglamento, valen para el coche y el piloto en conjunto, los conductores más ligeros tienen una pequeña ventaja este año.

3 - Motor turbo

En lugar de los motores V8 de 2.4 litros, que nos habían acostumbrado a su rugido desde 2006, ahora entran en acción los motores V6 de 1.6 litros, con un máximo de 15,000 revoluciones por minuto. Un turbocompresor usa el flujo de gases de escape para soplar aire fresco en el motor. De ahí proviene su inusual y melodioso silbido.

4 - Conducción

El trabajo del piloto no se ha complicado con el reglamento nuevo. La electrónica mantiene automáticamente el máximo rendimiento del motor: ERS-K y ERS-H. El botón push-to-pass tiene menos incidencia que en el pasado. Debido al aumento en el par motor, un órgano de conducción se ha vuelto aún más importante que antes: el pie del acelerador.

5 -Eficiencia

En lugar de siete marchas, ahora los autos de F1 tienen ocho. La transmisión puede ser modificada solo una vez por temporada. Hay a disposición hasta 100 litros de combustible por carrera, con lo cual, la velocidad de flujo se ve reducida a 100 litros por hora. Esto se mide con sensores (que provocaron gran fastidio desde el inicio de temporada).

6 - Recuperación

La energía se recupera con dos tipos de generadores: el ERS-K, como hasta ahora, usa la energía cinética que se libera durante el frenado y el ERS-H acumula la energía térmica del motor. Ambos cargan las 
baterías. Así, el motor entrega una potencia máxima de 163 hp, durante 33 segundos por vuelta.

7 - Caño de escape

Los días en que se utilizaban los gases de escape para sellar herméticamente el difusor en el piso del coche y, con ello, ganar potencia de salida se terminaron. Ahora el flujo de escape debe terminar en un tubo central 
sobre la tapa del motor. Un spoiler por encima del caño de escape (“Monkeyseat”) es un pequeño consuelo.

8 - Neumáticos

Como los nuevos motores tienen más par de motor y, por lo tanto, los neumáticos ruedan más ligeros, Pirelli diseñó neumáticos más rígidos y pesados que deberían ser, como mínimo, tan duraderos como sus predecesores. Tienen más superficie de apoyo y un mayor rango de temperatura. Hay cuatro versiones para pista seca y dos para pista mojada.

9 - Confiabilidad

Cada piloto cuenta con cinco unidades motrices (motor, ERS-K, ERS-H, baterías, turbo, dirección) por temporada. Si llegara a necesitar un sexto ejemplar de algún componente, comenzará la siguiente carrera diez lugares más atrás. Si necesita la unidad completa, comenzará desde las calles de boxes. Durabilidad de la caja de velocidades: mínimo 6.

10 - Tiempos de vuelta

La aerodinámica es peor, pesan más, aunque tienen mejor rendimiento. En la práctica esto significa que los coches son más lentos en las curvas, pero más rápidos en las rectas. Pronto los coches de la temporada 2014 alcanzarán los tiempos de vuelta de sus predecesores.

Seguir leyendo
06/2014 The Red Bulletin France

Siguiente historia