Swiss tennis ace Roger Federer reveals secret of success

Roger Federer: “Dar lo mejor sin pretextos”
 

Fotografía: Nike
Texto: Jörg Allmeroth

Roger Federer es considerado el mejor tenista de todos los tiempos. ¿Por qué se mantiene en la cima a sus 34 años? Porque ama su trabajo, lo toma muy en serio y nunca deja de investigar

Roger Federer sabe muy bien que la pregunta llegará. La hacen siempre y hoy, sin duda, también: “Todos quieren saber por qué a mis treinta y tantos sigo jugando. Amigos, fans, medios…”, dice Federer y ríe. “La única persona que no se pregunta eso, obviamente, soy yo mismo. Tengo salud y estoy motivado. Simplemente trabajo como si no hubiera fin”.

Es una mañana de primavera, Federer está sentado en una terraza del legendario hotel Hermitage, Montecarlo. Él mira desde arriba el techo del Palacio Grimaldi y el brillante Mar Mediterráneo, disfrutando del hermoso día. Y disfruta también de la vida como tenista y padre de cuatro hijos. Después de casi ya dos décadas en el Senior Tour, Federer sigue manteniéndose entre los jóvenes. “Voy a cada juego con la sensación de que ganaré”, dice. “Esa es la única condición para un máximo rendimiento. Sin la confianza en ti mismo mejor ni salgas”. Las sabias palabras de uno de los más famosos jugadores de tenis de todos los tiempos a nivel mundial.

Federer es un fenómeno y más hoy en día que en esa época en la que comenzó y marcó a su audiencia con su performance inicial. Y también
más aún que cuando llegó a la meta del mundo del tenis después de un fascinante duelo con Rafael Nadal.

Lo que hace a Federer una obra maestra, a sus treinta y tantos años, es su versatilidad, su curiosidad y su intacta pasión.

“La emoción de una gran victoria nunca desaparece”

Él ama su deporte, la competencia y el éxito como en el primer día. “¿Satisfecho? No, nunca, cuando has alcanzado un título quieres adquirir el siguiente”, dice el tenista. “Siempre te dan las ganas de revivir esos momentos”.

La emoción de obtener una gran victoria nunca se va. La inspiración de Federer en esta fase es el retirado Andre Agassi. “Vi cómo Andre ha trabajado en sí mismo, concentrado y metódico, cómo adecuó su método de juego y eso que estaba al final de su carrera”, dijo Federer, “Es increíble”.

Un tributo a la carrera de Roger Federer.

© All Pro Highlights // YouTube

También Federer se ha ido renovando. En el 2013 ya se podían leer en obituarios los traspiés del maestro, amargas derrotas en la temporada y dolorosas convalecencias. Pero el tenista suizo festejó un grandioso regreso con el sueco Stefan Edberg a su lado como su nuevo entrenador, quien hizo una asombrosa reforma a su juego. De repente él comenzó a jugar de una manera más irreverente y decidida que nunca, tomaba por sorpresa a sus oponentes. “En ese entonces los agarraba cuando pisaban en falso”, sonríe Federer en la plática con The Red Bulletin. “Es muy importante mantener la vista hacia arriba siempre, no dudar que lo sabes hacer bien y estar abierto a cosas nuevas”.

Él ensayó algunos movimientos en la consola de videojuegos antes de llevarlos a la cancha. Federer no sentía a Edberg como a un entrenador, sino como a un consejero y mentor. ¡Y vaya maestro con el que se hizo! No sería lo mismo sin esta leyenda. “Muy seguido hablábamos durante horas, sobre Dios y el mundo, incluso a veces sólo sobre cuántas gaviotas graznaban por aquí en Montecarlo”, dice el maestro del récord de Grand Slam.

 “Y, por supuesto, también me daba consejos claros y precisos sobre mi juego. A veces me sentaba y pensaba: ‘¿Es en serio que estoy aquí sentado con Stefan, el gran ídolo de mi juventud y ahora pertenece a mi equipo?’”.

“Disfruto mi libertad”

El Federer actual es más joven en realidad que el de antes: impredecible, poco convencional, gran aficionado por el descubrimiento… Alguien que vence la rutina y no sólo en el juego. Habrá nuevos torneos en su programa estándar, con partidos de exhibición en sitios lejanos, tierras exóticas. El año pasado él estuvo por primera vez en Turquía como invitado al torneo de Estambul y fue tratado como invitado del estado, fueron los medios para recibirlo en el aeropuerto transmitiendo en vivo. “Es maravilloso cuando viajas a algún país y la gente cree en ti”, dice Federer. “Pero más hermoso es conocer nuevos países y a su gente. Me tomo la libertad de hacer cosas que antes había pensado, pero nunca había llevado a cabo.

Y eso va a ser así mientras siga jugando”. Por el momento, Federer disfruta también de sus ratos libres: “En los que no sé cómo pasar las horas, si no está todo estipulado en un itinerario previamente”.

Entrevista con Stefan Edberg Roger Federer sobre su relación.

© STE…fans - tribute to Stefan Edberg // YouTube

“Necesito estar nervioso para rendir al máximo”

Adquirió la habilidad de examinarlos exhaustivamente por semanas de entrenamiento tanto en Suiza y como en su segundo hogar, Dubái. Él se divertía en los entrenamientos, pero aún más en las pláticas con los novatos. “Inmediatamente se dirigió a mí uno de ellos y me preguntó: ‘¿A ti ya no te dan nada de nervios estar en un partido, verdad?’. Entonces sólo me reí y dije: ‘Ojalá así fuera’”.

Federer necesita todavía “ese ligero nerviosismo en él para dar lo mejor”, como él dice: “Tienes que convertir ese miedo de salir a la cancha en energía positiva”. Pero él también explota otras fuentes de inspiración y motivación, sigue a los artistas como a diseñadores de moda, o músicos, quiere aprender de ellos, cómo es que desarrollan sus ideas y las hacen realidad. “Antes estaba muy cerrado. Pero ahora me emociona de lo que me pueda hablar una estrella de Hollywood”.

En el tiempo de recuperación que tuvo después de la operación que le hicieron de rodilla, Federer encontró estimulante ver la televisión: “Fue inspirador, el poder y la belleza que se observaron en el Campeonato Mundial de patinaje artístico”.  Para él es muy importante, dice, “estar interesado en otras cosas. Esto mantiene a la mente en movimiento”.

Roger Federer: Swiss tennis star

El SABR, un ataque estilo emboscada sobre el saque del oponente, lo ensayó Federer en la consola de videojuegos antes de confirmarlo en la cancha.

La ética de trabajo de Federer consiste en mantener las cosas simples en sus deberes y sus obligaciones, luchar constantemente y ser insistente para un mejor desempeño –tan sólo por sus millones de fans en todo el mundo. Me inspira cada día cómo la gente me anima. Cómo aprecian lo que hago y cómo lo hago”, cuenta Federer. “No sólo viajo a un torneo y juego Larifari-Tennis. Siempre doy lo mejor de mí, sin excusas, ni pretextos”. La mejor meta deportiva de esta temporada es solamente el oro olímpico –tal vez el único gran trofeo que todavía le falta.

En Londres 2012 perdió el juego en la final contra Andy Murray, el oro lo ganó en Pekín, en la competencia de dobles masculino en el 2008 con su amigo Wawrinka. “El encanto de la emoción olímpica consiste en saber que la siguiente oportunidad de ganar la tendrás de aquí a otros cuatro años. Eso es una cosa muy rara para nosotros como tenistas”.

“Siempre doy lo mejor de mí, sin excusas, ni pretextos” 
“ANTES ESTABA SóLO CENTRADO EN MÍ MISMO. AHORA ME INTERESA MÁS LO QUE PUEDO APRENDER DE ARTISTAS, DISEÑADORES, MÚSICOS. DE CÓMO DESARROLLAN LAS IDEAS”

Aunque él no sea el favorito en estos juegos, pues está Novak Djokovic, el nuevo soberano del mundo del tenis. Pero Boris Becker, el entrenador del serbio, le aconseja tener mucho cuidado y, en especial, con el experimentado Roger Federer. Él fue el jugador que en la última temporada presionó mucho a Novak, pues logró dos finales Grand Slam contra él. Es muy increíble y admirable lo que consigue hacer a los 34 años.

¿Qué pasará en esta incomparable competencia?¿Qué será de Roger Federer, el hombre que logró ser más importante que su propio deporte? Él toma un trago de su vaso de agua, se encoge de hombros bajo el cálido sol de Monte Carlo y dice: “Realmente no me he puesto a pensar en eso seriamente, me molestaría a la hora de trabajar”.

Federer sólo sabe qué es lo único que no quiere: un retorno apresurado al “ circo ambulante”, como entrenador, mánager o experto en algún programa deportivo: “Puedo notar qué tan agotador es el trabajo que todos hacen a mi alrededor, que realmente es un trabajo de 24 horas, los siete días a la semana”, afirma. “Cuando sea enviado de vuelta al mundo con mi esposa e hijos, sentiré una gran felicidad”.

Seguir leyendo
08 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia