Thomas Müller im Deutschland-Dress

Héroe de la Eurocopa: Thomas Müller

Texto: Juan Moreno
Fotografía: Pressefoto Baader, Picturedesk.com

Gareth Bale, Zlatan Zlatan Ibrahimović, Cristiano Ronaldo y Thomas Müller, destacan en el futbol europeo como futbolistas y como personajes, figuras y modelos.  Cuatro fenómenos con sus cuatro caminos al éxito. El cuarto: Müller, el hombre del gran instinto 
Thomas Müller im Deutschland-Dress
Thomas Müller, 26, Alemania

A veces uno quisiera besarle los pies a Thomas Müller, sí, porque es tan distinto, porque alguien como él no podría existir realmente entre los mejores del mundo del futbol. Un provocador, un luchador al que uno ve jugar y piensa: “Bueno, eso a mí me sale parecido. ¿Tal vez yo también podría jugar?”.

Por supuesto que no podrías. Este jugador de 26 años fue elegido como el quinto mejor futbolista del mundo en la última elección. Thomas Müller es campeón del mundo, ganador de la Liga de Campeones, en las últimas tres temporadas anotó casi 80 goles y burló a los mejores porteros y defensores del mundo. Probablemente sea el menos transferible de todos los jugadores del Bayern.

Thomas Müller es un fenómeno.Cuando Pep Guardiola llegó a Múnich se preguntaba qué debería hacer con Müller. Técnicamente no era brillante, de regate no muy convincente, poca explosividad, como estratega en el centro del campo no era apto. Müller no juega al futbol, trabaja el futbol. Y, en realidad, Guardiola tiene mucho de esto. No se debe ver de una manera determinada. El futbol, como lo entiende Guardiola, es un juego con una coreografía y un desarrollo precisos, que siempre debe tener sencillez, naturalidad y poesía. Müller juega como si se tratara de un rescate de rehenes.

Müller en números

La estrella del Bayern ya quedó en la historia del futbol a los 20 años. Su punto fuerte: el instinto –y siempre tener un ojo para el mínimo hueco en la defensa.

5
Con cinco goles en el Mundial de 2010 de Sudáfrica, Müller se convirtió en el goleador de la Copa Mundial más joven de Alemania con 20 años –por delante de Gerd Müller y Miroslav Klose.

50
A los 26 fueel más joven en ganar 50 partidos en Champions.

75
El precio de Müller en el mercado (75 millones de euros) sólo es simbólico. El Bayern lo declaró intransferible en 2015.

(1)
Al campeonato del mundo y las victorias en la Champions sólo les falta el título de la Eurocopa.

 

El futbol de élite moderno está más estudiado que un animal en peligro de extinción. Entrenadores con sueldos exorbitantes examinan con un enorme equipo de analistas todos los aspectos del juego. El gran objetivo que persiguen es el de eliminar las variables, intentar evitar lo impredecible durante el partido.

Aquí Müller se convierte en problema. No se adapta a ningún sistema. Su juego y sus recorridos son confusos, totalmente impredecibles. Lo único que hace Müller es estar siempre, y me refiero a realmente siempre, en el lugar correcto. Cuanto más desorden haya en el área, más ajetreo, más caos, más alta será la probabilidad de que al final Müller termine anotando un gol. Si esto sucediera sólo de vez en cuando se podría hablar de suerte, pero pasa todo el tiempo. Por esta razón los aficionados y los periodistas hablan del “instinto” que tiene Müller. A él le gustaba más decir “interpretación del espacio”.

No importa cómo se llame eso que tiene Müller, a los entrenadores modernos no les agrada. El juego de Müller impide el análisis. Simplemente marca goles, muy inexplicables e impredecibles.

“Nunca trató de adaptarse. Müller juega al futbol como si se tratara de un rescate de rehenes”
Juan Moreno: periodista colaborador de la prestigiosa revista semanal alemana, Der Spiegel

© FC Bayern München // YouTube

El instinto tiene mala reputación en los círculos de entrenadores modernos, porque significa tener que admitir que hay algo que se escapa a su control. Una especie de magia mucho más poderosa que cualquier análisis de juego que sea posible, cualquier valor científico de entrenamiento entre el lactato y la variabilidad de la frecuencia cardiaca.

Müller nunca trató de ser otro jugador. Nunca intentó adaptarse, jugar diferente o menos confuso. Alguna vez reconoció que solamente puede lograr un Müller no optimizado en el primer equipo, el mismo Müller que ya estaba jugando hace años en los equipos juveniles.

A veces hay que hacer exactamente lo que uno piensa. Aunque todos, incluidos el mejor entrenador del planeta, el cuerpo técnico del campeón récord alemán y el sentido común pretendan exactamente lo contrario. También por esto habría que besarle los pies.

Para terminar: las estadísticas de la FIFA
Müller Euro 2016

© Fuente: Datos estadísticos del EA-Games Fifa 16

Seguir leyendo
06 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia