Cómo conseguir agua

Sobrevive: Cómo conseguir H2O

TEXTO: FLORENCIA ESCOBEDO
FOTOGRAFÍA: FLICKR//Andrés Nieto Porras

Si por azares del destino te encuentras un día en medio del desierto o perdido en el bosque, te decimos cómo conseguir el líquido vital


Para empezar ten claro el ecosistema en que estés, porque no es lo mismo aprender a encontrar agua, que tener que hacerla en un entorno hostil. Ya sea que estés en un bosque o en un desierto, te enseñamos a sacarle provecho a la naturaleza para mantenerte hidratado:

En un ambiente húmedo

Si no hay ningún riachuelo o estanque, busca zonas verdes y excava. También busca en las montañas, puede que haya agua atrapada en las grietas. Si no tienes éxito, recuerda que hay algunas plantas que pueden proveerte de agua y si tienes la suerte de estar en un lugar donde llueva, hay muchas formas de recolectar el agua de lluvia:

  1. Recoge el rocío de las plantas amarrándote un trapo absorbente (una playera o una venda sirven) en los tobillos y caminando entre la hierba al amanecer y al atardecer, que es cuando hay más rocío. Luego sólo retuerce el trapo en un envase.
  2. Ata una bolsa de plástico alrededor de una rama que tenga hojas verdes. El agua contenida en las hojas se evaporará y se producirá condensación en la bolsa. Mantén la boca de la bolsa hacia arriba y una esquina colgando hacia abajo para recoger el agua.
  3. Las hojas de pino retienen agua que puedes obtener mordiendo las puntas. Busca también en las plantas que tienen cavidades.


Otra opción es seguir a los animales, especialmente a los mamíferos, pues normalmente nunca están lejos de alguna fuente de agua ya que necesitan grandes cantidades para mantenerse hidratados. 

Ojo: No importa qué tan sediento estés, siempre hierve el agua estancada y sospecha de los estanques que no tengan vegetación verde alrededor o si hay huesos de animales cerca. El agua, aunque estés en la naturaleza, podría estar contaminada.

 

En un ambiente seco

Si la naturaleza no coopera contigo y te ves obligado a hacer “magia” para sobrevivir, no te preocupes. Existen muchas maneras de extraer agua en entornos secos y hostiles como un desierto.

Está comprobado que ningún hombre puede sobrevivir más de tres días sin beber agua, por eso es importante que aprendas a conseguirla, No matter what! Estos son los pasos: 

  1. Abre bien los ojos en busca de algún vestigio de río, porque es de donde tienes mayores probabilidades de extraer agua.
  2. Cava un pozo hasta encontrar humedad en el fondo, aproximadamente 50 cm pero puede ser más dependiendo qué tan seco sea el ambiente. Procura no cavar a la sombra porque este proceso necesita la luz solar para que funcione correctamente.
  3. Rellena el pozo con cualquier planta que encuentres y coloca un recipiente en el centro. El recipiente debe quedar varios centímetros separado del plástico.
  4. Cubre el pozo con un pedazo de plástico transparente y sella bien los bordes con arena; si el plástico tiene alguna perforación, el agua no se condensará.
  5. Pon una roca pequeña en el centro del plástico para que se hunda sobre el recipiente, pero evita que el plástico toque el recipiente o el agua no caerá.

Sólo te queda esperar a que el sol evapore el agua de las plantas y de la humedad del pozo. El agua se condensará en la envoltura de plástico –por que no puede escapar del pozo– y empezará a gotear en el recipiente. Lo mejor de todo es que esta trampa de condensación también funciona como un filtro purificador, así es que puedes echar allí hasta tu orina y también se condensará hasta convertirse en agua potable.

Ojo: Para repetir el proceso cava otro hoyo, porque el primero ya estará seco y por lo tanto extraerás menos agua que la primera vez.

Con esto ya estás listo para encontrarte con la naturaleza y sobrevivir en los entornos más hostiles sin necesitar ningún gadget.

Seguir leyendo
07 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia