How to

Así sobrevivirás al ataque de un oso

Ilustración: MARK THOMAS

¿Qué harías si te encontraras con un oso salvaje? ¡Es posible evitar un ataque con estos 5 consejos de una entrenadora profesional!

¿Es posible evitar el ataque de un oso? “Son más inteligentes que los primates”, dice la entrenadora de osos, Ruth LaBarge, quien ha estado trabajando con ellos y conoce cada uno de sus caprichos desde hace 48 años. Con base en Calgary, Canadá, sus osos han aparecido en los comerciales de Doritos, en la película Dr. Doolittle y lo harán en la próxima miniserie de HBO sobre los exploradores Lewis y Clark. Aquí, nos cuenta cómo sobrevivir en un encuentro con un oso pardo:

Conoce sus temporadas

“Los osos son criaturas inteligentes y emocionales. Son muy cíclicos. En la primavera, los osos atraviesan por su época de reproducción y ellos no se encuentran en su sano juicio. El verano es el momento de su alimentación y se vuelven locos si no comen. En el invierno llega su etapa de hibernación”.

2 Haz mucho ruido
“Los osos pardos rara vez van a tu encuentro. No son depredadores en ese sentido. Lo que ocurre es que se sienten amenazados, por eso digo que no debes caminar por el bosque sin hacer ruido. Estar en silencio en territorio de osos es lo más peligroso que puedes hacer. Lleva un radio y ponlo a todo volumen”.

3 Provoca un olor fuerte
“Lleva un spray para osos contigo. Contiene pimienta de cayena y tiene un alcance de seis metros. Si te entra en los ojos te hará llorar. En lugar de atacar, el oso cambia de parecer y piensa: ‘¡Dios, esto apesta. Yo me voy!’”.

“Si el animal te derriba, ese es el momento de quedarse quieto”
Ruth LaBarge

4 Mantén tu posición
“Los osos hacen alarde frente a ti, bajan la cabeza, ponen sus orejas hacia atrás y braman. Mantén tu posición. Si lo haces, no haces ruido y no lo miras a los ojos se alejará. En caso de que se trate de un oso negro, lucha por tu vida porque son animales muy violentos”.

5 Hazte el muerto
“Si el animal te derriba, ese es el momento de quedarse quieto. Es siempre mejor hacerte el muerto. No grites, eso sólo produce más adrenalina en el oso. Acuéstate boca abajo y coloca las manos detrás del cuello, porque esa es la primera parte de tu cuerpo por la que irá el oso. Y si te hace rodar, sigue rodando un buen rato hasta que el oso se aburra”.

Seguir leyendo
02 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia