Moving out

Cómo mudarte de país

TEXTO: FLORENCIA ESCOBEDO
FOTOGRAFÍA: PEXELS.COM

Si alguna vez has pensado en irte a vivir muy lejos, aquí te damos algunos tips que debes considerar antes de lanzarte a la aventura

Seguro más de una vez has querido mandar todo a la goma y empezar de nuevo en otro lugar, pero por alguna razón no has podido o no te has atrevido. Sabemos que dar el paso no es fácil, por eso te ayudamos a organizar tu viaje:

Conecta con los locales

Antes de irte sería bueno que contactaras por internet con alguien que vive allá para preguntarle todas tus inquietudes sobre el lugar. No averigües sobre el clima y esas cosas comunes que puedes encontrar en Google, sino consejos de dónde hospedarte al llegar o dónde comer bien y barato; cosas que hagan más fácil tu estadía los primeros días, hasta que puedas adaptarte al cambio.

Visa y demás documentación

La mayoría de los países piden Visa, pero cada país tiene sus requisitos especiales. ¿Ya averiguaste todos los requerimientos que hace el país al que te quieres ir? En algunos sitios te exigen una carta de invitación, por ejemplo. Tener esto claro desde el principio te ahorrará mucho tiempo y decepciones. ¿Ya te aseguraste de ser candidato para obtener la Visa?

No te cases con un destino

Si desde el principio te das cuenta que es muy complicado conseguir los permisos para irte a un lugar en específico, no te aferres. Investiga si hay países que te abran sus puertas más fácilmente. Algunos hasta ofrecen becas y/o trabajo con tal de que te vayas para allá. 

Arma tu presupuesto

Investiga y haz un estimado del dinero que necesitarás para los trámites previos, el pasaje, el hospedaje, las comidas, etc. y siempre ten un buen colchón por cualquier imprevisto, a menos que no te importe verte varado en un aeropuerto y dormir en el piso, en el mejor de los casos.

Lleva sólo lo necesario

Empacar para irte a vivir una larga temporada a otro país no es igual que hacer la maleta para unas vacaciones. Aunque vas por más tiempo, debes llevar menos. Allá seguro comprarás nuevas cosas, empezando por la ropa porque supongamos que vas a un país donde hace mucho frío en invierno, –con temperaturas de -20ºC– de nada te servirá la ropa de “invierno” que compraste aquí y terminarás comprando más allá.

Pasaje

Cuando viajes, ten a la mano –y lo más pegado al cuerpo posible– los documentos más importantes.

© PEXELS.COM

Deshazte de tu antigua vida

Con esto no queremos decir que termines con tu relación o mandes a volar a tus amigos (aunque debes considerar que el tiempo y la distancia pueden cambiar mucho las cosas). Lo que seguro deberás dejar atrás es tu actual trabajo, el departamento que rentas y el coche que tienes. Todo esto es una suposición, el punto es que tendrás que deshacerte de todo lo material que no sea indispensable para tu nueva vida y/o que no quepa en tu maleta.

Volver no es sinónimo de fracasar

Hay quienes creen que ya no pueden volver a su lugar de origen porque eso significa que fracasaron en su intento de irse a vivir a otro país, eso es completamente falso. Hay que tener bien claro que no existe un camino de ida y uno de vuelta o retroceso en la vida, sino ciclos y etapas, y estas también llegan a su fin. Así que no pasa nada si te das cuenta de que la isla paradisiaca a la que te fuiste te aburre o la París “llena de vida y romanticismo” te deja calvo del estrés o te parece una farsa. Se vale darse cuenta que estás homesick y quieres volver, después de todo la experiencia nadie te la quita.

 

No importa cuáles sean los motivos que te lleven a tomar esta decisión o cuánto tiempo te vayas –porque de repente “para siempre” se puede reducir a 6 meses o un año– Lo importante es disfrutar la experiencia y aprender de ella, porque sin importar a dónde vayas o cuánto tiempo te quedes, estarás cambiando tu vida para siempre y el cambio siempre es bueno. 

Seguir leyendo
06 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia