Jetsurfing

Jetsurf y a todo motor

Fotografía: Tom Servais

Martin Sula, un ingeniero de Fórmula 1 oriundo de República Checa, lo hizo en 2008 al incorporar un motor de dos tiempos de 100 cc a una tabla de surf de fibra de carbono. Así creó el Jetsurf. ¿Te atreves a una propulsión de jet por Australia?   

El alto rendimiento de las tablas motorizadas del jetsurf llevan al surf tradicional a un nuevo y desconocido nivel, transformando las aguas tranquilas y sin olas en un lugar más que perfecto para la práctica del surf y ofreciéndote una gran experiencia, que el deportista de élite mundial Kai Lenny ha descrito acertadamente como “una mezcla de surf y MotoGP”.

“Hablamos de un nuevo método para descargar la adrenalina que no necesita una gran ola para conseguirlo”, comenta Lenny, el campeón del mundo en 2013 de surf de remo. “Volar a través del agua es una sensación similar a la de surfear una ola gigante. Una vez que experimentas una vuelta, las fuerzas G simplemente te dejan con ganas de más acción. Es algo realmente adictivo”.

¡Con o sin olas!

© Jetsurf Perth

Jetsurfing

Kai Lenny mediante una presentación, luego siguió la adrenalina. 

 La tabla de Jetsurf de 12 hp es capaz de alcanzar velocidades de hasta 58 km por hora y tiene una autonomía de hasta 75 km o 90 minutos con el tanque lleno. La velocidad no es problema: se controla muy fácilmente apretando o soltando el acelerador, que es una empuñadura en el extremo de una correa electrónica que se une a la muñeca del surfista. También actúa como un cordón de emergencia para apagar el motor tan pronto como el surfista la suelta.

El motor implica mucho esfuerzo, pero también requiere un gran trabajo físico mantenerse sobre la tabla por periodos prolongados. La mayoría de los surfistas no la utilizan para montar olas por más de unos pocos minutos. “Esta ola podría durar más de una hora antes de tener que recargar combustible”, dice Martin Sula, el inventor de la tabla. “Aunque exige mucha fuerza física y mental”.

¿Demasiado “equipaje” para ir a la playa? Por supuesto que no, la tabla tiene un motor relativamente pequeño y un recubrimiento peso pluma gracias a la fibra de carbono –la totalidad del equipo pesa sólo 14 kg– la tabla de jetsurf es fácil de manejar en el agua y de transportar.

“Jetsurfing es un nuevo método para descargar la adrenalina (no necesitas una gran ola para conseguirlo)”
Kai Lenny
Jetsurfing

¡A 58 km/h te sentirás que puedes con todas!

© Tom Servais

CONSEJO DE EXPERTO

“Si navegas a través de grandes masas de agua, un GPS o un teléfono móvil son una buena idea. Por si acaso”, dice Martin Sula.

Perth… ¿QUÉ MÁS? 

Seguir leyendo
07 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia