Child’s Play: Hublot Big Bang MECA-10

Juego de niños… Hublot Big Bang MECA-10

Texto: Gisbert L. Brunner

Hay un aspecto en el que los relojes de cuarzo nunca vencerán a sus homólogos mecánicos: la ingeniería

Hay un aspecto en el que los relojes de cuarzo nunca vencerán a sus homólogos mecánicos: la ingeniería. La artesanía y la belleza del movimiento de un reloj analógico, en vez de su capacidad para indicar la hora con precisión, es lo que hace que sean tan deseables. Y caros.

Con el Big Bang MECA-10, Hublot toma esta filosofía y la fusiona con un mecanismo interno inspirado en el juguete de construcción para niños, Meccano. Ostenta tornillos visibles en el bisel y sus 223 piezas mecánicas se pueden ver a través de la esfera de 45 mm y la tapa trasera transparentes.

El movimiento de cuerda manual tiene una reserva de marcha de 10 días, que te ayudará a estar actualizado. Una rueda dentada por debajo del 12 y una especie de pieza circular por encima del 6 indican cuántos días quedan para tener que darle cuerda a la robusta corona. Un indicador de color rojo cerca del 3 se enciende cuando hay que darle cuerda.

© HUBLOT // YouTube

La edición “All-Black” celebra los 10 años de Humblot en la construcción de relojes que rompen con la tradición de diseño –aquí, la dificultad está en comprobar la hora en un reloj negro, con agujas negras, sobre una esfera negra. Frente al Meccano están los materiales: titanio pulido gris de microchorro en el modelo normal y cerámica negra pulida para esta edición, que está limitada a tan sólo 500 ejemplares.

hublot.com

 

Campeonato de constructores: relojes mecánicos hechos magistralmente y dignos de un podio

Seguir leyendo
06 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia