Kessel

Kessel: “Si dices que es difícil, todo lo será”

Texto: Alejandro Serrano
Fotografía: Mariana García

Kessel es una compañía que quiere crear energía limpia para México. ¿Cómo? Cambiando la forma en que ves los retos

THE RED BULLETIN: ¿Por qué hacen esto en un país con bastantes retos?

RASMUS NUTZHORN: Hay varios temas en esa pregunta. Primero que nada, no me interesa ver a los países como una cosa concreta. Pienso que la idea de tener fronteras y estructuras burocráticas es un asunto del pasado. Sí, existen hoy en día, pero en el futuro se verán afectadas. Para mí, por ahora sólo hay diferencias regionales. Estamos en una región con sus respectivas reglas, pero me da igual si se llama México, Chile o Argentina. Para mí hace más sentido verlo desde una perspectiva de oportunidad. Cuanto más difícil, mejor, más importante. Hay una relación directa entre el número de personas que rechazan algo y la oportunidad detrás de ese número. 

¿Cómo enfrentan a quienes no les gusta el cambio?

RN: Desde mi perspectiva, cuanta más fricción hay en el sistema, más potencial hay. Cada vez que vemos un obstáculo, decimos: “¡Sí!”. Cada vez que hay algo difícil, que hay fricción o que nos dicen que no se puede hacer, lo vemos como algo positivo. Significa que es más importante porque para otros se volverá igual de duro y esto es muy positivo.

Pero hay ocasiones en las que un obstáculo se torna demasiado pesado ¿Cómo le hacen para no rendirse? 

Sólo tú lo ves difícil. Nosotros no lo vemos así, sino como un camino al éxito. Lo tienes que ver diferente. Esto no tiene nada que ver con dificultad. Simplemente significa que la pendiente está más empinada. No es difícil. Sólo se trata de una ecuación que debemos resolver. Si dices que las cosas son difíciles, entonces todo lo es. No creemos en esa idea. Lo vemos más bien como algo complejo y después aplicamos la simplicidad. No nos gusta tanto la idea de la burocracia. Así que aplicamos una lógica humana muy simple. Seamos amables los unos con los otros y tratemos de resolver esto de la mejor manera.

“Hay una relación directa entre el número de personas que rechazan algo y la oportunidad detrás de ese número”
Samuel Neuenschwander

Habría que ser la mejor versión de uno mismo para lidiar con eso, ¿no?

SAMUEL NEUENSCHWANDER: Sí. Estoy completamente de acuerdo con Rasmus. Es cierto que en el campo de batalla, día con día, uno está rodeado de esta inercia que se resiste. Uno tiene que mantenerse firme y desmenuzar las tareas para hacerlas más sencillas, para después resolverlas.

Samuel Neuenschwander, de los calentadores solares Kessel, confía en un México más limpio

 Es tan simple como ser mejor persona con la gente, humano con los demás y construir una relación de negocios a partir de ahí. Es también tan sencillo como cuidarse a uno mismo. Desde hacer ejercicio, comer bien, tener una vida social y así te vuelves una persona más íntegra. Unos lo llaman “vida balanceada”, pero no me gusta tanto ese término. Te permite tener una mejor conexión con la gente a tu alrededor. Se trata de hacer una cosa a la vez, todo en una sola dirección.


RN: ¿Por qué hemos creado una división entre el trabajo y la vida? Yo digo que tenemos que ir más allá, porque es un error crear esa división. ¿Por qué decimos trabajo-vida? Es una construcción mental, podemos reducirlo a ser más amable con uno mismo y con las demás personas.

¿Cómo te sales de esta construcción mental?

RN: Comienza contigo mismo. Tienes que desarmarlo todo, es una decisión sencilla y consciente y, poco a poco, comienzas a modificar tu entorno. Existe la suposición de que hay mucha resistencia sólo en México. Pero tampoco me creo esa idea. La hay en Estados Unidos, Dinamarca, Suecia y Suiza. Es diferente, sí, pero estamos jugando de forma constante en el campo global, en donde se están desmantelando las fronteras. Si no despertamos, seguiremos siendo una compañía regional que hace cosas regionales y ese no es el plan. Todas esas diferencias regionales deben evolucionar a una humanidad más conectada.

SN: Debes comenzar con un sueño. Puedes hacer un plan con tareas y luego ejecutarlas. Pero te tienes que deshacer de la inercia cultural, un ejemplo muy claro en México es que hay una tendencia a culpar al gobierno. Eso será siempre, sin duda, un obstáculo para la realización de tu sueño.

Seguir leyendo
10 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia