Longines Hydro Conquest

Protectores del tiempo

Texto: Gisbert L. Brunner

Pensarás que hoy día nadie necesita nada más que un smartphone en su muñeca, ¡pero esto es totalmente diferente!  

Longines HydroConquest

En realidad, actualmente, nadie necesita un cronógrafo mecánico en su muñeca –cualquier cosa que pueda hacer, un smartphone lo hace de manera más eficiente. Dicho esto, un smartphone es sólo un smartphone y un cronógrafo es algo completamente diferente.

Su atractivo es en parte la forma y en parte la función, con un pulsador a cada lado de la corona: uno para iniciar y detener el cronómetro, el otro para volverlo a cero. Luego está la esfera, que se divide en varias partes, con una segunda aguja de movimiento circular independiente e indicadores para los minutos y las horas. Digno de contemplar, es una pieza compleja de ingeniería clásica. Los cronógrafos deportivos tampoco tienen que costar una fortuna. 

El Longines tiene un precio razonable, ofreciendo un espléndido HydroConquest con correa de goma, bisel giratorio unidireccional y una caja de acero de 41 mm. Resistente al agua hasta 300 m. Sobrevivirá a tu iPhone.

longines.com

Destacado:

Dentro alberga un calibre automático L688 fabricado por ETA, S.A. Tiene una frecuencia de 4 Hz, una reserva de marcha de 54 horas y el clásico flywheel del cronógrafo, una verdadera joya.

Más cronógrafos

Seguir leyendo
04 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia