Skydiving am Mount Everest

Al Everest, sí, ¡pero en paracaidas!

Fotografías: Paul-Henry De Baere 

El salto de skydiving promedio ocurre a una altitud de 4,000 m, pero este no es un salto promedio. Cuando saltas, estás a más de 7,000 m de altura y en la distancia ves la gran montaña. Este es el salto más elevado en el skydiving comercial y, con cero experiencia, podrías ser tú el que lo haga

“El Everest, en realidad, es una diosa. Su nombre es Sagarmatha o Chomolungma, dependiendo del idioma, y ella protege a la gente y la tierra. Cuando vamos ahí, nunca lo hacemos para festejar algo nuestro, sino para celebrar al monte Everest y su disposición a ayudarnos a hacer lo que hacemos”. Eso lo dice Tom Noonan, y vaya que lo sabe: como jefe de instructores de salto de Everest Skydive, esa montaña ha consumido los últimos nueve años de su vida. En ese tiempo, él ha realizado más de 120 saltos de skydive a lo largo de su colosal forma terrenal… Sin un sólo incidente.

Noonan vino en 2008: “En nuestras chamarras ponía ‘Everest Skydrive’ y no era un error de escritura; los nepalíes no tenían un concepto para definir qué significaba el skydiving”. Un año después, la compañía con sede en Reino Unido había colapsado. Pero en lugar de irse a casa, Noonan y sus compañeros de élite se reunieron para crear una nueva compañía con una gran diferencia: era propiedad de nepalíes.

© Youtube // Explore Himalaya

Seguir leyendo

“Dejar más de lo que tomas. Yo llamo a eso la responsabilidad social del turismo de aventura”

“Utilizamos aeronaves de nepalíes y pilotos nepalíes, entrenamos a tres guías locales para hacer skydive en solitario y el 100% de las ganancias se quedan en el país”, dice. “Dejar más de lo que tomas. Yo llamo a eso la responsabilidad social del turismo de aventura”. 

Para empezar, el mismo aeropuerto, el de Syangboche, está a 3,800 m de altura. “Despegamos a la misma altitud en que la mayoría de los skydivers saltan de la aeronave”, dice Noonan. “Pero no podemos llegar en avión, pues tenemos la necesidad de aclimatarnos, así que todos enfrentamos los desafíos físicos de ascender desde 2,600 metros.

Skydive Mount Everest
Consejo de experto
“La gente ha hecho skydiving con niveles ligeros de hipoxia [falta de oxígeno] por muchos años sin efectos adversos, pero por las alturas extremas, necesitamos sistemas de rescate. No reconoces los síntomas, pero nosotros sí”

Algo muy importante, si no lo que más, son las condiciones climáticas que cambian a cada hora; si la montaña no quiere que haya skydiving en ese día, no lo hacemos”.  Luego está el salto. “No saltamos de una superficie plana, lidiamos con los cambios de altura y la topografía del Himalaya. Poner la aeronave en el punto exacto sobre la zona de caída es vital, dependiendo de las corrientes de viento”. Saltar en solitario obviamente exige de cierta experiencia –200 saltos es la recomendación mínima–, pero para tu primer salto tándem sólo se necesita una salud razonable, pesar 95 kg o menos y no tener metal en el cuerpo (una fusión de columna puede destrozar tus vértebras en un aterrizaje fuerte). También necesitas dinero –dos saltos en solitario exigen 22 mil dólares–, pero existen pocas experiencias más únicas que esta en las que podrías gastar tu dinero.

Skydiving Abenteuer Mount Everest

“Miles de personas viajan al campamento base año con año, pero jamás tendrán la oportunidad de experimentar el Himalaya de la manera en que nosotros lo ofrecemos: en lo alto de las montañas sin estar sobre ellas”, dice Noonan. “Salir del avión y darte cuenta de que vas en caída libre a un lado de estos gigantescos monolitos, que se abra tu paracaídas y pases de un entorno ruidoso y a gran velocidad a uno silencioso en el que planeas como ave y contemplas la cara sur del Everest… Nunca he hecho un salto en el que no valorara ese momento”.

TIEMPO DE VOLAR
Satisface tu hambre
Seguir leyendo
12 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia