Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Incendiarios

Texto: Andreas Rottenschlager
Fotografía: ​Florian Rainer  

Tultepec es la capital de la pirotecnia y cada año la ciudad arde durante nueve días con la Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec, donde además los trabajadores de las fábricas celebran concursos ¡para pirómanos profesionales!

“Cuando escuché de la Feria Nacional de la Pirotecnia en Tultepec, quedé fascinado de inmediato”, cuenta el fotógrafo vienés Florian Rainer. “Tultepec es la capital de los fuegos artificiales de México. Los habitantes producen cohetes para 120 millones de personas.

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Los ciudadanos de Tultepec trabajan por semanas en toros gigantes de papel maché, armados con cartuchos de fuegos artificiales.  

 Cada primera semana de marzo, los trabajadores de las fábricas llevan a cabo concursos de pirotecnia y desfiles durante nueve días. Es una fiesta popular para los pirómanos profesionales. Tenía que ir.

Viajé a la Ciudad de México y tomé el primer autobús hacia el norte. Tultepec se encuentra a 35 kilómetros del DF. A lo largo del viaje subía una cantidad sorprendente de gente con quemaduras. Sabía que estaba en el camino correcto.

Cuando llegué a Tultepec reinaba un ánimo festivo en las calles. Había mujeres asando pollos en carritos de supermercado, hombres bebiendo tequila. Los mayores fuegos artificiales comenzaron al principio de la feria.

 

Tarde en Tultepec: un “torito” camino al desfile en el centro de la ciudad.  

LOS CASTILLOS DE FUEGO

“Por la noche, fui junto a otras 5,000 personas a un campo cercano para ver el concurso de los castillos; esas torres de madera que tienen montadas ruedas con cohetes.

Cada una de ellas es controlada por un pirotécnico, que enciende sus fuegos artificiales a control remoto. Si una rueda de fuego se bloquea, unos hombres se trepan a la torre en llamas y la destraban con sus propias manos. Es surrealista”.

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

En el concurso de castillos, los fuegos artificiales de las artísticas torres de pirotecnia de hasta 30 metros de altura son encendidas por los pirotécnicos a control remoto.  

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Cuatro hombres destraban una rueda de fuego bloqueada, en movimiento, sobre un castillo de 20 metros de altura.   

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Los cohetes al pie de las torres de fuegos refuerzan el espectáculo de pirotecnia nocturno.  

EL DESFILE DE TORITOS

“Lo mejor del festival llegó el segundo día. Para el desfile de los ‘toritos’, elaboran más de 300 toros de papel maché. Cada uno con hasta 4,000 cartuchos de fuegos artificiales. Al anochecer, el desfile de toritos se traslada a la plaza principal y se encienden los toros. La ciudad delira”. 

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Caliente y ruidoso: cada equipo de estos toritos es dirigido por un líder.   

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Están equipados con 4,000 cartuchos de fuegos artificiales, de ahí la dimensión de la lluvia de chispas.

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

La Feria Nacional de la Pirotecnia es una fiesta para todos. 

LOS ASISTENTES

“Saltan chispas por todos lados, explotan cápsulas de magnesio, la gente baila alrededor de los toritos humeantes. Tomé fotos hasta las cuatro de la madrugada.

Al amanecer noté que mis pantalones estaban completamente arruinados y tenía quemaduras en ambas manos. Esta pasión la puedes comprender únicamente si la vives de cerca”.

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Los asistentes del festival vienen sin ropa protectora. Para la mayoría es suficiente con una chamarra con capucha. Los puristas, ni siquiera eso.   

Feria Nacional de la Pirotecnia Tultepec

Bailando en la madrugada: a las 4 am las últimas chispas se extinguen.     

Seguir leyendo
01 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia