Raúl de Anda und José Medina Unreasonable México

Unreasonable México, ¡por un mundo con ideas locas!

Fotografía: Agustín de Jesús Romo Rodríguez

Raúl de Anda y José Medina fomentan proyectos irrazonables en todo el mundo para liberarnos de tener que adaptarnos

Por décadas hemos intentado ser razonables, pero basta con estudiar a las ayudas para el desarrollo para darnos cuenta de que millones de personas donan grandes cantidades de euros a los países pobres en el mundo pero el dinero, a menudo, se escurre sin dejar rastro ni cambiar nada en esos lugares.

Por lo tanto, Raúl de Anda y José Medina ahora hacen todo diferente. Los fundadores de la organización Unreasonable México eligen a personas con ideas “imposibles”, les proporcionan mentores con experiencia empresarial y convencen a los inversores para financiar los audaces proyectos.

The Red Bulletin presenta Game Changers: personas, cosas e ideas que cambiarán nuestra vida en 2016. 

El resultado: proyectos sociales exitosos y rentables, como Eneza Education (educación vía smartphone para las regiones rurales de África), Solidarium (artesanos brasileños venden sus productos online) o Girl Effect Accelerator (mujeres jóvenes de familias pobres reciben una formación para poder trabajar por cuenta propia), por mencionar algunos en el extranjero pero en nuestro país también se han logrado grandes proyectos como Flor de Mayo (30 artesanas indígenas crean diseños para camisas formales y reciben el 50% de las ganancias) o Kiwi (brinda servicios de salud a los más desfavorecidos en la Ciudad de México y Monterrey).

“Tenemos que convertirnos en superhéroes, porque el mundo nos necesita”, dice Raúl de Anda, cuya incubadora de empresas es una filial del Unreasonable Institute, activo a nivel global.

“Todo progreso depende del hombre irrazonable”

Su credo: siempre fueron los inconformistas, los inadaptados o los científicos “locos” los que han cambiado el mundo para mejor y no los que se adaptan, los contadores o los burócratas.

Con su nombre, el Instituto hace referencia a un pensamiento que el autor irlandés George Bernard Shaw escribió alguna vez: “Todo progreso depende del hombre irrazonable”. O para decirlo al estilo de Steve Jobs y su legendario “Here’s to the crazy ones”: “¡Vivan los locos!”.

Seguir leyendo
01 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia